Разработка платного шаблона Joomla

Aranceles, la medida que se mueve en la polémica

Aranceles, la medida que se mueve en la polémica

Los aranceles son definidos por la Organización Mundial de Comercio (OMC) como “derechos de aduana aplicados a las importaciones de mercancías. Proporcionan (...) una ventaja en materia de precios con respecto a las mercancías similares importadas, y constituyen una fuente de ingresos para los gobiernos”.

Es decir, son una suerte de tributación que permite generar más recursos para un Estado, y ser una garantía para que ciertos sectores no pierdan competitividad frente a los bienes o servicios que llegan desde otras partes.

Incluso, los aranceles son mecanismos de salvaguardia (defensa comercial) que pueden usar los países para proteger sus industrias por una competencia desleal que esté afectando algún sector económico tras un análisis técnico, so pena de ser considerada una afrenta ante los países vinculados en la OMC.

Esta práctica, que ha sido rectora del intercambio de bienes, desde 1948, y que opera bajo el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT, por sus siglas en inglés) se concibió para establecer un orden en la venta de mercancías y da unos topes máximos por cada tipo de producto.

En 1994, el GATT se renovó y bajo el liderazgo de la OMC, los aranceles se fueron “suavizando” a medida que las economías desarrolladas y emergentes se consolidaron (ver Paréntesis).

Interpretación errada

Casi 25 años después, la posibilidad de mover los aranceles se tergiversó y además impera la percepción pesimista cuando una nación utiliza estas herramientas.

Los casos más recientes se refieren al enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y China y el plan de Colombia de subir aranceles del 15 % al 37 % sobre las confecciones a bajos precios por el Plan Nacional de Desarrollo, sin, aparentemente, un análisis técnico que argumente la necesidad de esta medida comercial, que sí reviste un proceso de salvaguardia avalado por el Ministerio de Comercio de un país y por la OMC.

En cambio, en marzo de este año el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo aumentó 8,5 puntos porcentuales a productos de barras de hierro y acero corrugados con la idea de “proteger a la industria de artículos de este tipo que entran a precio más bajo”, dijo Laura Valdivieso, viceministra de Comercio Exterior, en ese entonces, como medida de defensa comercial.

Para Ramón Javier Mesa, profesor experto en economía de la Universidad de Antioquia, este tipo de medidas si bien tienden a ser más negativas, responden a la necesidad de darles reglas de juego más justas a ciertas industrias.

“Supone además una oportunidad para equilibrar la balanza comercial, es decir: vender más de lo que se compra”, añadió el experto.

El descontento

Más allá de la necesidad de llevar a cabo este tipo de prácticas para crear un escudo financiero hacia ciertos empresarios, muchas veces estas medidas son también utilizadas como punta de lanza para generar presión política.

De ahí se explica el hecho de que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, decidiera desde marzo del año pasado liderar una política arancelaria sobre bienes de acero y aluminio buscando abiertamente frenar las importaciones desde China, situación que justificó en el robo de propiedad intelectual pero que afectó el comercio total de estos productos.

Esa guerra comercial trajo consigo un nuevo capítulo: pasar de esa presión política para que China respondiera por las acusaciones por otro pendiente: recargar la balanza comercial hacia EE.UU. Objetivo que con la imposición de aranceles, Trump ha cumplido y que ha generado pánico dada la importante participación de ambas naciones en el intercambio global de bienes.

Finalmente, “estas medidas buscan darle una suerte de justicia entre lo que compra y vende un país. La imposición de aranceles ayuda a que exista un punto medio para exportadores e importadores y mantiene cierta armonía internacional”, concluyó Alejandro Useche, miembro de la Asociación Económica Americana y profesor en la Universidad del Rosario.

Periódico El Colombiano

NOTAS DE INTERÉS

CALENDARIO DE EVENTOS

NORMATIVAS