Разработка платного шаблона Joomla

Menos del 4% de las pymes nacionales está exportando

Menos del 4% de las pymes nacionales está exportando

Diversificar el riesgo del negocio, fortalecer la competitividad y acceder a nuevos mercados y clientes son algunas de las ventajas que tienen las empresas que ven en el comercio exterior una oportunidad para hacer crecer a su empresa.

No obstante, según datos de la Gran Encuesta Pyme de Anif y otras firmas, la mayoría de las pequeñas y medianas empresas no están interesadas en exportar.

Según los datos de la investigación, que en total encuestó a 1.802 pymes, el 91% de la muestra del sector de servicios, que es de 643, reportó no haber exportado en el segundo semestre del año pasado. En el caso de las firmas industriales, el panorama no es ajeno al anterior, pues de 549 empresas de este tipo, el 84% dijo no haber vendido en el exterior en el mismo lapso.

Entre las tres principales razones que tienen los pequeños y medianos empresarios para no exportar, según la encuesta, está que no les interesa, creen que su negocio no tiene productos y/o servicios para llevar al exterior y además, consideran que no cuentan con información sobre potenciales mercados para sus productos y/o servicios.

De acuerdo con Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), otra de las razones por las que las pymes siguen viendo sin atractivo exportar es que les parece que esto no es rentable. A esto agregó que no hay cultura exportadora en el país. “La gente prefiere vender cerca, a países vecinos que tengan costumbres similares, un mismo idioma, menores riesgos de pago y que no se necesite hacer muchas adaptaciones al producto o servicio (…) Las pymes prefieren llenar la plaza nacional antes que abrir nuevos mercados”.

Por su parte, Raúl Ávila, profesor de economía y comercio exterior de la Universidad Nacional, dijo que las pymes deben trabajar en mejorar su educación financiera, pues la tasa de cambio o los temas relacionados con la financiación de sus negocios son vistos muchas veces con temor y dificultad, en gran medida por desconocimiento y esto, al final, termina haciendo que no les interese exportar. Otro punto que podría incidir en la decisión en mención sería “el miedo a los trámites”, agregó.

En esta misma línea, José Roberto Concha, director de Icecomex, aseveró que “a las pequeñas y medianas empresas les asusta todo lo que son dólares, aduanas y transporte internacional, porque para ellas esto es desconocido, entonces dicen en vez de meterme en eso, yo mejor no exporto”.

Sin embargo, destacó que aquí es importante el papel que juegan las comercializadoras internacionales, que les permite a las pymes venderles sus productos para que dichos actores con mayor experiencia en comercio exterior las comercialicen.

Según ProColombia las ganancias de las empresas que exportan van más allá de los ingresos, “participar en procesos de exportación e incluirlos en el modelo de negocio permite innovar en productos, estar a la vanguardia en tendencias y frente a la competencia, ser más competitivo y diversificar el riesgo de depender de un mercado”.

De otro lado, el sondeo indica que el 90% de las pymes industriales y el 82% de las de servicios no tienen en el radar desarrollar planes de internacionalización. A este panorama se le suma que a la mayoría de estas firmas, en el total de sus ventas, el mercado principal sigue siendo el local, a nivel de ciudad, seguido por el nacional. En este, el internacional muestra una baja participación con 4%, 3% y 2% para los sectores industria, comercio y servicios, respectivamente.

Con base en lo anterior, Patricia Mendoza de Galofre, directora de innovación y estrategias de internacionalización de Araújo Ibarra, considera que entre las pymes encuestadas podría haber muchas que formen parte de alguna cadena productiva y vendan bienes, insumos o materias primas a una empresa grande que sí exporte, razón por la que para muchas de las pequeñas y medianas firmas vender en el exterior no sea una necesidad, ni lo tengan como un plan, pues ya son “exportadoras indirectas”.

La directiva además dijo que puede que hayan muchas empresas que no estén interesadas en exportar, por distintas razones, pero que se debe resaltar que también hay otras que sí quieren hacerlo y hay que apoyarlas. En esto, explicó que es importante que las pymes se vinculen a programas de asociatividad en los que encuentren un elemento común y trabajen en torno a este para disminuir costos, juntar volúmenes y llegar al mercado internacional.

¿POR QUÉ EXPORTAR?

Según ProColombia, las compañías nacionales que exportan tienen hasta 41% más ventas que las que no lo hacen. De otro lado dice que a medida que crece el desempeño exportador inicia una curva de aprendizaje que muestra rendimientos crecientes. Por ejemplo, “cuando la compañía alcanza a vender en el exterior montos mayores a US$10.000 por tres o más años consecutivos, puede lograr un aumento de 1,5 veces sus ventas iniciales; si continúa con dicho proceso y llega a exportar más de US$6 millones en un año, puede incrementar en 1,7 veces más el valor alcanzado anteriormente”.

Portafolio

NOTAS DE INTERÉS

CALENDARIO DE EVENTOS

NORMATIVAS