Разработка платного шаблона Joomla

El impulso a las exportaciones necesita acciones estructurales

El impulso a las exportaciones necesita acciones estructurales

Las cifras de Colombia no van por buen camino. A un desempleo que se mantiene en dos dígitos se le suma unas ventas al exterior que no levantan cabeza y por ahora los analistas consultados por EL COLOMBIANO no ven que vaya a repuntar en lo que resta del año.

En agosto, el dato cayó 11,6 %, y al cumplirse el mes ocho de este año, la cifra disminuyó 3,8 %, lo que implicó que las exportaciones cerraran en 3.256 millones de dólares en el mes y 26.812 millones en el resultado acumulado, según las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Soluciones estructurales y diversificación son dos palabras que aún no muestran un camino positivo. Para el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz, la explicación es simple: “Seguimos con un comportamiento negativo. Lo que hemos dicho es que hay que implementar un plan de choque, que permita sortear la coyuntura internacional de baja demanda”.

¿Qué implica esto? Ejecutar acciones que permitan bajar costos en los procesos, hacer declaraciones exprés para facilitarles el trámite a los empresarios, lograr la devolución automática de IVA, y ampliar de vigencia de empresas clasificadas como Altamente Exportadoras (Altex) y Usuario Aduanero Permanente (UAP), de acuerdo con el líder gremial, además de “atacar comercialmente mercados con misiones comerciales”.

Para Julián Cortés analista macroeconómico de la comisionista Alianza, la solución pasa por elementos de largo plazo como la reactivación de las vías 4G, que impulse a las empresas a ganar competitividad. “En el corto plazo estamos a merced de lo que pase en el entorno internacional”, sostuvo el experto.

Esto porque lo que es evidente con estos resultados es que la economía nacional sigue dependiendo en amplia medida del sector minero-energético, que fue responsable del 12,7 % de la disminución de las exportaciones en el mes analizado y 3,6 % en el periodo de ocho meses.

En el mismo lapso no se ha capitalizado la volatilidad del dólar, pese a que en ese periodo el promedio se mantuvo en 3.219,90 pesos. Alejandro Torres, profesor de la Universidad Eafit, sostuvo que esta situación es importante debido al impacto que tiene “en la cuenta corriente y que puede afectar la estabilidad macroeconómica de mediano plazo”.

Según Torres en un panorama de depreciación del peso las ventas deberían crecer y las importaciones, bajar pero se ha dado un efecto inverso.

Las hipótesis pasan por la composición de la canasta exportadora centrada en commodities, que son demandados según el ciclo económico, por lo que ante la desaceleración hay efectos en volumen. En valor, los precios de estos productos han estado más a la baja.

Respecto a las exportaciones no tradicionales la situación es más difícil de entender, dijo el académico. Se puede dar por la difícil situación que pasan nuestros pares en América Latina, así como las fallas competitivas del país.

El Colombiano

NOTAS DE INTERÉS

CALENDARIO DE EVENTOS

NORMATIVAS